Imprimir

pie equino varo

Image 02

 

El pie equino-varo es la deformidad mas común de los huesos y articulaciones del pie en recién nacidos. Ocurre en aproximadamente 1 de 1000 bebes. Cuando uno de los padres tiene el pie zambo la posibilidad de tener

un hijo afectado es del 4% mientras si fueran los dos la probabilidad seria del 30%. El riesgo de tener un segundo hijo con pie zambo es aproximadamente de 1 de 30. La causa del pie equino- varo aun no es muy comprendida pero es mas que probable que se trate de un trastorno genético.

El pie equino-varo no es una deformidad embrionaria . Un pie que se esta desarrollando normalmente se vuelve zambo en el segundo trimestre del embarazo. Por lo tanto es una deformidad del desarrollo. Los huesos del tarso, que son en su mayor parte cartilaginosos al nacer, están en posición extrema de flexión, adducción e inversión. Sus estructuras ligamentosas y tendinosas se encuentran acortadas y engrosadas .Hay un aumento de tejido conectivo(músculos, ligamentos y tendones) rico en colágeno que parece estar implicado en la tracción excesiva de la musculatura flexora, adductora e inversora Es un colágeno muy denso y ondulante que se sintetiza en exceso hasta la edad de 3 o 4 años. Bajo el microscopio los haces de colágeno tienen una apariencia ondulante, esta ondulación permite que puedan ser estirados mediante manipulaciones suaves. Es por esto que la corrección manual de la deformidad es posible.


                                 


En base a esta evidencia se desarrollo el "Método de Ponseti" . La corrección gradual de la deformidad se consigue mediante precisas manipulaciones que van desrotando el pie alrededor de la cabeza del astrágalo. Un yeso bien moldeado mantendrá cada fase de corrección ,siendo necesaria una secuencia de entre 5 a 8 yesos mantenidos durante 5-7 días cada uno

. Al ser una deformidad presente en tres planos la corrección se realizara de forma gradual. Primero se corrige el cavo luego el adducto y el varo para finalizar corrigiendo el equino. Los huesos y articulaciones se remodelan con cada cambio de yeso favorecido por las características propias biológicas de los tejidos. Antes de poner el ultimo yeso, el tendón de Aquiles puede cortarse percutáneamente para conseguir la corrección completa del equino. Este ultimo yeso se mantendrá durante 3 semanas. Una vez conseguida la corrección esta se mantendrá mediante el uso de una férula que se utilizara a tiempo completo durante los 3 primeros meses y un promedio de 12-15 horas diarias hasta la edad de 3-4 años .La disciplina en el uso de la férula así como el seguimiento del especialista durante las distintas fases del desarrollo son primordiales para evitar recidivas (80% de los que no utilizan férula) .El tratamiento debe iniciarse durante las primeras semanas de vida, sin embargo la corrección puede alcanzarse hasta llegar a la 2ª infancia (5-6 años).



El pie equino-varo congénito puede aparecer como entidad única en niños completamente sanos o asociado a otros problemas como desordenes neurológicos (mielomeningocele, espina bífida ) o como parte de un síndrome. Dependiendo de la severidad y de las características propias de cada caso se recurrirá a la cirugía para completar el tratamiento, con procedimientos sobre partes blandas durante la infancia temprana o procedimientos óseos en casos mas severos durante la niñez.