Imprimir

Papilomas

 

Los papilomas  son verrugas  producidas por el papiloma virus humano y  de los que se conocen 70 tipos. Pueden aparecer en todo el cuerpo aunque son más frecuentes en las manos y en los pies.

 

El contagio suele ser por contacto en lugares concurridos como gimnasios, piscinas, hoteles etc., aunque ha de mencionarse que debe haber una predisposición genética que esta relacionada con nuestro sistema inmunológico que si se debilita es más fácil contagiarse por ello vemos niños que llevan chanclas o escarpines y se contagian asiduamente y otros que no tienen eso cuidados y no se infectan.

 

Otros mecanismos que facilitan su aparición son los traumatismos y la hiperhidrosis que facilita que el virus penetre más fácilmente.

 

Su incidencia es mayor entre los 5 y los 20 años.

 

Fundamentalmente nos encontramos con dos formas de aparición, las que lo hacen suficientemente diferenciados, aisladas aun pudiendo haber más de una y las que lo hacen en grupos  más compactadas ,  suelen ser más pequeños y las denominamos en mosaico  siendo más complejo su tratamiento.

 

Diagnostico

 

            La exfoliación de las capas superficiales de hiperqueratosis en las verrugas plantares, pondrá de manifiesto la verdadera naturaleza de la lesión, la verruga se presentará entonces, como una masa opaca, blanda, granulosa, de color blanco grisáceo y mamelonada, rodeada de un anillo hiperqueratósico duro, liso y de color amarillento. Además se pueden observar que está sembrada de puntos amarronados o rojo oscuro que le dan un característico aspecto puntilleado. Estos puntos son papilas dérmicas que se desarrollan en longitud hacia la periferia. Esta circunstancia hace que las verrugas sangren con facilidad cuando se manipulan.

 
            Otro aspecto importante para el diagnóstico es que las líneas papilares de la piel se continúan paralelamente en un callo, en cambio en las verrugas plantares, se hallan interrumpidas. Este detalle mas el aspecto de la hiperqueratosis, posibilita a un profesional experto un diagnostico diferencial correcto.

 

            Normalmente aparecen en zonas de presión como cabezas de los metas, talones aunque pueden manifestarse  en cualquier parte del pie .Hay que hacer mención especial por su complejidad para tratarlas  las que aparecen en  los surcos periungueales y debajo de las uñas.

 

Deberemos establecer un diagnostico diferencial con los helomas plantares y sobretodo, aunque son raros en los pies, con los canceres de piel, carcinoma o melanoma.

 

Tratamientos de  las  verrugas plantares.

 

- Queratolíticos como acido nítrico o la combinación de acido láctico y acido salicílico

- Vesicantes como la cantaridina, podofinilo.

- Criocirugía con nitrógeno líquido.

- Curetaje de la lesión y electrocoagulación (requieren anestesia previa de la zona a tratar)

- Infiltración intralesional con bleomicina.

 

Todos estos tratamientos pueden ir bien, pero hemos de decir que hay verrugas recalcitratantes al tratamiento  que recidivan de manera continuada y se eternizan en el tiempo hasta su curación.